Si estás empezando a practicar ciclismo indoor o spinning, seguro que te estás planteando dar el paso a los pedales automáticos. En el post de esta semana queremos darte una guía completa para que puedas elegir las zapatillas de spinning ideales para ti.

Antes de empezar a elegir las zapatillas de spinning

Antes de empezar a elegir, deberías saber porque es recomendable el uso de zapatillas específicas para ciclismo indoor. Y si realmente tu las necesitas.

Lo normal, cuando empiezas a practicar deporte en casa o en el gimnasio, es utilizar el calzado de running o deportiva. Éste tipo de zapatilla es muy polivalente, y se puede utilizar independientemente si haces clases de spinning, zumba o correr en una cinta. Normalmente no sueles sobrepasar los 40 o 60 minutos de entrenamiento.

Ahora bien, si ya sabes que lo que realmente te apasiona es el ciclismo indoor o spinning. Tus sesiones son de más de 60 minutos por sesión, o realizas más de 3 días a la semana. En este caso ya debes plantearte la compra de unas zapatillas para spinning.

Este tipo de zapatilla te ofrece mayor rigidez y ajuste del pie. Esto se traduce en que toda tu fuerza se transmite al pedal. Evitando dolores en el metatarso (es lo que sucede con deportivas de suela blanda). Podrás sacar más partido a tus sesiones de entrenamiento con este tipo de zapatilla.

Ventilación de una zapatilla de ciclismo indoor

Debes tener en cuenta que las sesiones de spinning, se realizan en habitaciones cerradas. La ventilación es muy baja, y el nivel de sudación muy alto. Trataremos de buscar zapatillas con mayor grado de ventilación. Aquí los fabricantes utilizan materiales con gran capacidad de evacuación, para no retener humedad en tu pié y que no se acumulen hongos y bacterias. Además de evitar la incomodidad de hacer ejercicio con un pié empapado de sudor.

Es difícil tener una zapatilla para spinning, para mountain bike y otras para la bici de carretera. Lo más habitual es tener una única zapatilla. Si sólo puedes tener una zapatilla es difícil encontrar un equilibrio entre gran ventilación y protección contra el frío (en caso de que salgas con la misma zapatilla a la montaña o carretera). Valora si sólo montas en verano, o también lo haces en invierno. Para poder elegir mejor la zapatilla.

Si sólo sales en verano, puedes buscar una zapatilla muy ventilada. En cambio, si también sales con la bici con el frío, busca un equilibrio de protección y ventilación.

Sujeción del pie en spinning

Una zapatilla tiene que ser como un guante, pero para tu pié. La sujeción de la zapatilla es importante. No debes notar que ésta baila, ni que el pié se mueve por dentro de la zapatilla cuando ejercemos presión sobre el pedal.

Actualmente en el mercado, puedes encontrar hay tipos de sujeción:

  • Cordones: se utiliza el mismo sistema que una deportiva. Este tipo de cierre, permite adaptarse la zapatilla a un mayor rango de pies. Para nosotros no es la mejor opción para la práctica de ciclismo indoor. Ya que los cordones se podrían quedar enganchados en los pedales, volante de inercia etc… Otro aspecto negativo es que si durante la clase necesitas hacer un ajuste, tendrás que parar por completo.
  • Velcros: es el sistema más generalizado dentro de los gimnasios y usos de spinning. Ofrecen un buen ajuste, una rápida colocación y permite hacer nuevos ajustes incluso estando en marcha ( a bajas cadencias). También permite adaptarse a diferentes tipos de pie.

  • Micrométrico: este tipo de cierre se combina con velcros. El cierre micrométrico se sitúa en la parte alta de la zapatilla, para tener más ajustado el tobillo, y evitar que el talón se desplace. Este tipo de cierres, va más orientado a usuarios profesionales, intensivos o que practican ciclismo los fines de semana.

  • Boa: este tipo de cierre es el que se utiliza actualmente en las zapatillas de gama alta. El nivel de ajuste es fantástico. Ahora bien, el precio también es elevado. Probablemente no es la mejor opción si estás empezando a entrenar en casa.

Rigidez de la zapatilla indoor

La rigidez de la zapatilla la podrás percibir en dos partes de la zapatilla

  • Entre suela: es la parte más dura de la zapatilla. Es la que se encarga de transmitir toda la fuerza de tu pierna al pedal. En este elemento se busca el mayor de rigidez a un peso contenido. Los fabricantes suelen utilizar fibras de vidrio hasta el carbono.
  • Talón: se incluye refuerzos en los talones, para que no se deforme la zapatilla, y que tu pie quede perfectamente alineado. Así evitas cualquier tipo de lesión, por una mala posición.

Cuando empiezas nuestra recomendación es buscar zapatillas más confortables y no ta rígidas. A medida que vayas adquiriendo experiencia, ya irás percibiendo si necesitas más o menos rigidez.

Algunas recomendaciones para comprar tus zapatillas

  • Pruébate las zapatillas a última hora del día: es cuanto más hinchado tenemos los pies. Es la simulación perfecta, de como estará tu pié después de 40 minutos haciendo ejercicio. Así sabrás exactamente la talla.
  • Pedir un número más: aunque es la recomendación más generalizada, tampoco siempre es efectiva. Lo ideal es probártelas en nuestras tiendas físicas de fitness o si la pides online mide los centímetros de tu pie y compáralo con las del fabricante.
  • Guárdalas en un sitio seco y aireado: después de cada sesión trata de quitar las plantillas y déjalas en un lugar seco y ventilado. Además de secarse mejor, evitarás que hongos y bacterias se queden en tu zapatilla.
  • Lavado a máquina: los fabricantes no lo recomiendan y no seremos nosotros quienes digamos lo contrario. Ahora bien, si lo tienes que hacer por que es lo más cómodo o práctico…Mete las zapatillas dentro de una rejilla o bolsa de zapatos, y luego a la lavadora.

Esperamos que esta guía para elegir las zapatillas de spinning te resulte útil. Aún así, si tienes cualquier consulta, no dudes en dejar un comentario.

CategoryCardio
© 2018 Fitnesstocks