Estás pensando en comprar una cinta de correr, y tal vez no sabes por dónde empezar. Seguramente cuando empiezas a leer las fichas técnicas, veas muchos términos desconocidos. En este post, además de aclararte cada término de damos algunos consejos para comprar tu cinta de correr.

Consejos para comprar tu cinta de correr

A continuación te detallamos los puntos más importantes, en los que deberías fijarte antes de comprar una cinta de correr.

  1. Tipo de uso en la cinta de correr
  2. Cinta de correr o de caminar
  3. Espacio requerido para entrenar con la cinta
  4. Motor de la cinta
  5. Superficie de carrera en una cinta
  6. Amortiguación
  7. Inclinación
  8. Programas de entrenamiento
  9. Entretenimiento en la cinta de correr

Tipos de uso de una cinta de correr

A la hora de comprar una cinta de correr, y al igual que cualquier tipo de producto, deberías realizar y responderte a estas preguntas

¿Cuántas horas a la semana voy a entrenar?

Haz una media. Debes tener en cuenta que al principio tendrás muchas ganas de utilizarla, pero a medida que pase el tiempo, puede que el uso se normalice. Así que sé honesto contigo mismo

¿Voy a utilizar yo sólo la cinta de correr?

Es importante saber si la cinta para correr, va a ser una compra para toda la familia, o en cambio la vas a utilizar tu únicamente. Cuanto más usuarios la utilicen, más potencia de motor y mejores sistemas de refrigeración necesitarás.

¿Cuál es tu principal objetivo?

Cuando adquirimos una cinta de correr, lo hacemos por motivos diferentes. Algunos de ellos son:

  • Recuperación de lesiones
  • Prevención de enfermedades coronarias
  • Pérdida de peso
  • Estilo de vida saludable
  • Preparación deportiva

La respuesta a estas preguntas hará que te decantes por motores más o menos potentes. A continuación te dejamos una tabla a modo de guía, para que te sirva de orientación.

Horas de uso diario

Tipo de uso

Potencia Motor Recomendada

Hasta 30 minutos
  • Pérdida de peso
  • Recuperación de lesiones
  • Mantener estilo vida saludable
  • Sin motor
  • Motor de hasta 1.75 CV
Hasta 60 minutos
  • Recuperación de lesiones
  • Pérdida de peso
  • Mantener estilo vida saludable
  • Motor de 1.75 CV a 2.0 CV
Hasta 90 minutos
  • Recuperación de lesiones
  • Pérdida de peso
  • Mantener estilo vida saludable
  • Preparación deportiva
  • Motor de más de 2.0CV

Cinta de correr o caminar

Diferenciamos dos tipos de cintas, en función del uso que vamos a hacer.

Quiero una cinta para caminar

Si tienes claro que no vas a correr, que lo tuyo es hacer grandes caminatas puedes elegir entre dos tipos de cintas

  • Cinta sin motor: este tipo de cinta se acciona por la propia propulsión que haces sobre ella. No necesita estar conectada a la red eléctrica, ni tampoco tiene ningún consumo eléctrico. Este tipo de cinta sólo se puede caminar, no permite correr sobre ella. Ya que también tienen una superficie de tapiz muy estrecha.

  • Cinta con motor: estas cintas de activan de forma automática. Tan sólo debes pulsar el botón START o seleccionar la velocidad a la que quieres caminar. Automáticamente el tapiz se activa. Este tipo de cinta además de caminar también te permite correr o tratar sobre ella.

Una cinta de caminar tiene una superficie de tapiz más estrecha y más corta. Tienes que tener en cuenta que tu zancada no va a ser tan larga que cuando corres. Por eso no hace falta invertir en una superficie de tapiz tan amplia y larga.

Quiero una cinta de correr

En cambio si lo que tu necesitas es correr, debes fijarte en estos puntos

  • Largo del tapiz: dependerá de tu estatura o de tu amplitud de zancada. Cuando más alto y más zancada, más largo debe ser el tapiz. Te recomendamos que al menos sea de 130cm.
  • Ancho del tapiz: la amplitud del tapiz te permite evitar la sensación de ir encajonado sobre una cinta de correr. Cuanto más amplia sea, menos sensación de ir encajonado. Además también es más seguro, ya que será más difícil dar un paso en falso. Para correr te recomendamos cintas con más de 40cm de ancho.
  • Potencia de motor: nuestra recomendación es decantarse por cintas de al menos 1.75CV para usuarios que empiezan a correr. Si eres un corredor avanzado, busca modelos con más de 2.0CV.
    Cuanto más potencia tenga el motor, más holgado trabajará, menos ruidos y vibraciones tendrá la cinta de correr.

Espacio para entrenar con una cinta de correr

Es algo que no se suele tener en cuenta. Lo normal es fijarnos en que si la cinta de correr cabe en el espacio asignado para ella. Una cosa es que quepa, y otra que pueda entrenar bien con ella.

A la hora de asignar un espacio a la cinta de correr, debes contar con al menos 1 metro de seguridad, tanto en los laterales como en la parte trasera. Aunque todas las cintas de uso doméstico y profesional, están provistas de elementos de seguridad, y se paran en caso de accidente. No está de más mantener 1 metro de seguridad adicional.

 

Motor de la cinta de correr

Seguramente es el aspecto que más confusión o dudas genera en una cinta de correr. Lo normal es que no sepamos si el motor se adapta al uso que vamos a hacer. Aquí tratamos de darte algunas pistas para que puedas resolverlas.

Las diferentes medidas de un motor

Los fabricantes suelen ofrecer dos tipos de referencias a la hora de indicar la potencia de su motor. Podrás encontrarlo de la siguiente forma 2,75CV / 1,5CV. El valor más alto es la potencia máxima y el valor más pequeño es la potencia en continúa.

  • Potencia Máxima : indica la potencia máxima que puede desarrollar el motor de la cinta de correr. Cuanto más alto sea, significa que tiene más potencia y podrá mantener velocidades altas sin ningún problema. La potencia máxima se requiere cuando trabajamos a altas velocidades y cuando arrancamos la cinta de correr
  • Potencia Contínua: indica la potencia con la que trabaja de forma normal a velocidades constantes.

Para comparar entre un modelo u otro, siempre recomendamos fijarse en la potencia contínua.

Como ya habíamos señalado antes, una guía podría ser.

  • Caminar: hasta 1.75CV
  • Correr de forma saludable: al menos 2.0CV
  • Correr con objetivos deportivos: más de 2.0CV

Estos serían los motores mínimos que recomendaríamos en función de tu actividad. Ahora bien, si un modelo incorpora un motor mejor y un buen precio, no lo dudes.

Superficie de la carrera en una cinta de correr

Elegir una superficie de carrera adecuada, hará que la experiencia en tu cinta de correr sea muy buena o todo lo contrario. Al igual que en los puntos anteriores, aquí también dependerá del uso que vayamos a realizar y de nuestra estatura.

Elegir superficie en función de la actividad

  • Andar: cuando andamos la amplitud de zancada no están grande. En este caso, no necesitas tener superficies de tapiz de más de 120cm de largo, para usuarios de hasta 1,80 de altura. A partir de esta estatura, incrementa 5cm, por cada 5cm de altura. Por ejemplo 1,85 de altura, largo de tapiz de 125cm.
  • Correr: al contrario de lo que sucede andando, al correr estiramos la zancada. Por esta razón es importante, que el largo de la superficie de carrera se adapte a nuestra estatura y amplitud de zancada. También tienes que tener en cuenta tu ritmo. A mayor ritmo más larga es la zancada.

Para correr te recomendaríamos el siguiente largo de superficie

  • Correr suave/trote: entre 130cm y 135cm
  • Correr rápido: entre 135cm y 140cm
  • Correr muy rápido (corredores experimentados): más de 140cm

El ancho de tapiz suele venir determinado por el largo. Cuanto más largo sea el tapiz más ancho también será la superficie. Como te hemos comentado antes, la ventaja de las superficies largas y anchas, es que te permite correr con comodidad.

Amortiguación en una cinta de correr

Correr es una actividad de impacto en las articulaciones. Los fabricantes conscientes de ellos, han invertido en desarrollar sistemas, para reducir la intensidad de los impactos en las articulaciones. Ahora bien, ¿es necesario invertir en cintas con mucha amortiguación? La respuesta es la de siempre “depende”. 

Debes tener en cuenta que la superficie de una cinta de correr es un tablero. Este tablero, ya por sí sólo tiene cierta amortiguación, y los impactos son mucho menores que si lo hicieras en asfalto o tierra compacta.

Si no tienes problemas en ninguna articulación, ni sobrepeso, no te recomendaríamos obsesionarte mucho en buscar elementos de amortiguación adicionales. Cualquier cinta, ya incorpora elastómeros, que ofrecen un mayor grado de absorción y reduce considerablemente los impactos.

Recomendaríamos invertir en sistemas avanzados de amortiguación, a usuarios que tienen problemas de articulaciones. En este caso, si vale la pena invertir, ya que te permitirá practicar running sin problemas.

Inclinación en una cinta de correr

Otro aspecto importante a la hora de elegir una cinta u otra, es si decantarte por la inclinación electrónica o manual. A continuación te decimos ventajas e inconvenientes de cada una de ellas.

Inclinación manual

la ventaja de este tipo de cinta es el económico. Aunque ya no suelen ser mucho más baratas que los modelos que incluyen inclinación electrónica. La inclinación manual, debe fijarse antes de empezar a correr. No se puede hacer una vez iniciado el entrenamiento.

Recomendamos este tipo de inclinación a aquellos usuarios que andan, o que tienen claro que no van a variar la inclinación.

Inclinación electrónica

Te permite cambiar de inclinación desde la propia consola, con tan sólo pulsar un botón. Así podrás aumentar la dificultad del entrenamiento, simular subidas a montes, o entrenar con cuestas. 

Si la cinta incluye inclinación electrónica, casi con toda seguridad que los programas también permitan variar la inclinación automática.

Siempre que el presupuesto lo permita, si recomendamos apostar por una inclinación electrónica. Ya que la inversión en una cinta de correr, hay que pensar a largo plazo, y es algo muy útil para variar los entrenamientos.

Programas

Todas las cintas motorizadas suelen incorporar programas predefinidos. Esto significa que al seleccionar uno de ellos, la cinta variará la velocidad e inclinación de forma automática. No tendrás que preocuparte de nada. Tan sólo de correr.

Las cintas más avanzadas te permiten diferentes opciones

Programa de pulsaciones: fijas una franja de pulsaciones (límite superior e inferior). Cuando superar el límite superior, la cinta baja de velocidad automática. En cambio si te has relajado, la cinta sube la velocidad o inclinación, hasta que vuelves a estar dentro de la zona de entrenamiento deseada.
Programas personalizables: te permite definir un programa, y adaptarlo a tus necesidades. Si quieres hacer series, cuestas etc… tan sólo tienes que configurarlo previamente y luego seleccionar el programa.

Entretenimiento en una cinta de correr

Los fabricantes cada vez más tratan de hacer más motivante y accesible el entrenamiento interactivo en cintas de correr. Ya puedes encontrar cintas con opciones de interactividad sin tener que hacer un desembolso desorbitado.

Los principales elementos de entretenimiento que puedes encontrar en una cinta de correr son:

  • Conectividad: permite conectarse a aplicaciones de terceros, para simular recorridos reales. Es decir, mientras corres en tu cinta, puedes ver como recorres la maratón de Nueva York. La cinta va cambiando de pendiente, al igual que en la carrera, y todo mientras ves las calles de ciudad americana.
  • Internet y audio: otras opciones te permiten ver tus programas de Internet preferidos, videos de youtube o ver tus perfiles sociales mientras entrenas. También te permite escuchar música o ver tus series de Netflix preferidas.

Si eres una apasionado de las APP, te gusta ver lo que has entrenado, comparar con otros años, ver si mejoras etc… te recomendamos buscar cintas con conectividad a APP. En cambio si lo que quieres es correr, y tener algún elemento motivador como música o videos de youtube, tu cinta sólo necesitaría tener conexión a Internet.

Esperamos que esta guía pueda servirte como orientación, para hacer una mejor elección en tu compra. Si te queda alguna duda, puedes escribir un comentario y te respondemos de forma inmediata.

CategoryCardio
© 2018 Fitnesstocks